Los plásticos en el automóvil: fabricación de piezas en 3D como alternativa al recambio tradicional

234744_LB_00_FB.EPS_1000

Actualmente existe un aumento creciente de la utilización de materiales plásticos en la industria del automóvil, este hecho se debe fundamentalmente a las ventajas que presentan los plásticos frente a otros materiales. Características como sus generalizados procesos de producción en serie, resistencia a la corrosión, bajo peso, alta moldeabilidad, posibilidad de reciclaje, y buenas propiedades como aislamiento eléctrico, térmico y acústico, hacen de los plásticos materiales de gran utilidad en la fabricación de componentes del automóvil. Otra de las grandes ventajas que presenta la incorporación de materiales plásticos en un vehículo, es que se reduce considerablemente el peso total del conjunto al sustituir piezas fabricadas en materiales más pesados, por piezas plásticas más livianas. De esta forma, se produce un aumento de las prestaciones del vehículo reduciéndose los consumos de combustible.

Pequeños componentes de plástico nos sirven como elementos de unión de piezas con la carrocería, por ejemplo patillas de soporte de faros, soportes tensores de máquinas eléctricas, grapas de revestimientos internos, bridas de unión, tornillería diversa…

Pero, ¿qué ocurre cuando estos componentes o piezas pequeñas del vehículo fabricados en materiales plásticos se rompen?, ¿es necesario sustituirlos por otros nuevos? , ¿qué hacer en el caso de que ya no existan recambios en el mercado por tratarse de un vehículo antiguo?

Es ahí donde la impresión de piezas 3D nos puede aportar excepcionales soluciones.

La industria del automóvil utiliza materiales termoplásticos para este tipo de piezas, generalmente el ABS, PA, PP,  PC, con unas características que se adaptan perfectamente a la producción de piezas por impresión 3D.
La impresora 3D también ayudará a una reducción considerable de tiempo y al ahorro de costes, pues permite evitar esperas largas en la recepción de los nuevos recambios, así como establecer modificaciones realizadas sobre los mismos.
La tecnología de escaneado en 3D puede ser utilizada para capturar imágenes precisas en 3D de piezas de plástico de automóviles. El escaneado puede ir desde la pieza más pequeña hasta la más compleja, incluyendo componentes que se encuentran en puntos de difícil acceso.Es evidente que la fabricación de piezas en 3D ya es todo un presente, reducirá enormemente los costes de pedidos por la propia fabricación en el taller, permitiendo una mejor la elaboración y ajuste de piezas. Cercana estará la posibilidad de impresión de piezas metálicas 3D en serie, elevando este proceso casero de diseño y fabricación a cotas realmente inimaginables hace unos años.
Raimundo Abril.

Noticias relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *