La formación permanente en el ciclo 0-3

https://pixabay.com/es/ni%C3%B1os-chica-l%C3%A1piz-dibujo-cuaderno-1093758/

La etapa de Educación Infantil ha experimentado en los últimos años profundas transformaciones a la luz de las cambiantes leyes educativas. Siendo la primera etapa del sistema, precisa profesionales capaces de responder adecuadamente a las exigencias que exige esta sociedad cada vez más compleja. Los docentes ya no pueden afrontar estos nuevos retos partiendo de la formación inicial recibida, precisan una formación continua, actualizada y de calidad.

Desde hace poco tiempo son los Centros de Profesorado los que deben atender la demanda formativa, no solo de la etapa 3 – 6, sino de la de 0 – 3. Las diferencias existentes entre los dos ciclos que integran la Educación Infantil se plasman también en la formación continua que recibe el profesorado, tanto en lo que se refiere al acceso y a los recursos disponibles, como a la calidad de la misma.

Es evidente que, ante esta realidad, desde los Centros del Profesorado no podemos mirar hacia otro lado. Por el contrario, debemos responder a las necesidades que los equipos educativos de las Escuelas Infantiles nos manifiestan:

  • Aumentando la oferta específica destinada al ciclo 0 – 3, de manera que se incremente su nivel de motivación y participación, dado que es un colectivo tradicionalmente menos vinculado a la formación permanente.
  • Respondiendo a las necesidades del sector, diseñando propuestas generalistas y complementarias; y otras más especializadas que incidan en los distintos perfiles profesionales del ciclo.
  • Ofreciendo formación en el propio centro, en horarios variados y flexibles, que se ajusten a las peculiaridades del ciclo.
  • Diseñando propuestas con una metodología práctica y con unos contenidos ajustados a sus necesidades cotidianas.
  • Creando espacios en los que se puedan mostrar el trabajo realizado como resultado de la formación y en los que se puedan comparar experiencias innovadoras.
  • Facilitando la reflexión, el análisis y la planificación de aquellas actividades formativas en las que participe toda la comunidad educativa, quedando reflejadas en el Plan de Formación del centro y, por ende, en el Proyecto Educativo y Asistencial.

No cabe duda que los desafíos formativos que plantea el ciclo 0 – 3 son apasionantes y no deben pasar desapercibidos para las administraciones educativas. Es necesario que todos los engranajes del sistema educativo apuesten de una vez por un ciclo y una etapa en la que el profesorado juega un papel tan relevante en el desarrollo futuro de los ciudadanos.

Javier López Medina

Asesor de Educación Infantil

 

Imagen de Pixabay (klimkin). https://pixabay.com/es/ni%C3%B1os-chica-l%C3%A1piz-dibujo-cuaderno-1093758/

Noticias relacionadas

Dejar una respuesta

File not found.