Programa FpN: Una mirada a la diferencia a través de la Filosofía para Niños.

Tras el curso de “Filosofía para Niños” llevado a cabo en el CEP de Granada me pareció una gran oportunidad poner en práctica las propuestas metodológicas en la materia de “Cambios Sociales y de Género” que imparto en segundo de ESO.  Es un grupo pequeño compuesto por cinco alumnas y siete alumnos, cuyos integrantes son repetidores o alumnos que no tienen un porcentaje elevado de éxito escolar.

El núcleo central sobre el que se articuló el diseño de la actividad fue el visionado de la película “La chica danesa”, con la cual pretendía trabajar los contenidos de identidad sexual y discriminación.  La actividad tuvo una duración de cuatro horas lectivas,  divididas en dos fases de dos sesiones lectivas cada una: la primera dedicada al visionado de la película y la segunda al desarrollo del trabajo reflexivo sobre la misma.

Una vez finalizada la primera fase de la actividad, durante la tercera sesión el alumnado trabajó el contenido de la película siguiendo la metodología de aprendizaje cooperativo. Formé tres grupos de cuatro alumnos  y les entregué una hoja con actividades sobre la película para que  las realizaran conjuntamente. El tiempo límite para tener terminadas las actividades era el final de la sesión. En esta primera sesión de la segunda fase los alumnos comenzaron ya un proceso de diálogo, puesto que el resumen que debían elaborar sobre la película así como las cuestiones (concretas y de reflexión) sobre la misma tenía que estar consensuado entre todos los integrantes del grupo, que fructificó en la cuarta sesión de trabajo.

En la última sesión fue en la que la metodología de Filosofía para niños adquirió especial relevancia.  Al igual que durante el aprendizaje cooperativo, para realizar la actividad cambiamos la morfología de la clase y nos sentamos haciendo un círculo. La sesión se inauguró con la siguiente pregunta: Si una mañana te levantaras y al mirarte al espejo tuvieras un sexo distinto ¿cómo te sentirías?

Ese hilo, extraído del proceso de cambio de identidad sexual que experimenta el protagonista de la película, condujo a una serie de temas que se pueden formular en las siguientes preguntas:

  • ¿Por qué te gustaría tener un sexo distinto?
  • ¿Son las mujeres más hipócritas que los hombres? ¿Son los hombres más infieles?
  • ¿Tienen las mujeres más exigencias sociales sobre su cuerpo que las que tienen los hombres?
  • ¿Apoyarías a tu pareja en un supuesto cambio de género? ¿Cómo te sentirías?
  • ¿Te sientes incómodo al tratar con una persona de orientación homosexual? ¿Qué es lo que incomoda?

Tras el diálogo sobre dichas cuestiones pedí a los alumnos que elaboraran con sus grupos de trabajo cinco normas de comportamiento en relación con el colectivo LGTB. Hubo coincidencia no en la formulación de las normas, pero sí en su espíritu. Quedaron redactadas del siguiente modo:

 

  1. Cada uno es libre de hacer con su vida lo que quiera.
  2. No discriminar a nadie por razón de su orientación sexual.
  3. Necesidad de ponerse en el lugar de otros y empatizar.
  4. Ayudar y defender los derechos de la gente que sufre discriminación.
  5. Evitar las agresiones físicas y verbales.

 

Esa formulación colectiva de normas fue el mayor logro de la aplicación del método de Filosofía para niños. El principal problema que se podría dar en la aplicación de dicha metodología es la baja participación de algunos alumnos, pero al introducir la metodología del aprendizaje cooperativo en la tercera sesión todos los alumnos tenían una buena comprensión de los temas tratados por la película y se sintieron cómodos para expresar sus opiniones sobre los temas a discutir.

Francisco Jesús Gutiérrez Linares

Profesor de Filosofía

Noticias relacionadas

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

<body><script> <a href="https://wanwang.aliyun.com/domain/parking">link</a></body>